El motor de la gastronomía y el diseño

Han venido para quedarse, así son food trucks del siglo XXI.

Desde el inicio de las civilizaciones la comida siempre ha estado presente en las calles de ciudades y pueblos de todo el mundo.

¿En qué momento un simple carro para vender comida de dudosa procedencia e higiene, ha evolucionado en puestos con un diseño de vanguardia y comida gourmet?

Un ejemplo claro de evolución es Nueva York, en 1691 regularizaron por primera vez la venta de comida callejera y si lo piensas, la primera imagen que se nos viene a la mente de un carro de comida como tal, sea probablemente de alguna película americana.

En Europa hemos tardado un poco más en rendirnos a esto de la comida rápida a pie de calle. Pero al final, el modo de vida ajetreada y, la variedad gastronómica que hoy en día ofrecen estos mini-restaurantes móviles nos han cautivado a todos.

Es tanto el éxito, que ya no lo vemos como una comida rápida, fácil y barata. Actualmente en muchas ciudades europeas podemos disfrutar de eventos concretos que ofrecen calidad gastronómica y diseño. Pudiendo disfrutar de una variedad increíble de comida y bebida en un mismo espacio.